Producto agregado con éxito al carrito

Para asistencia podes llamarnos al

(011) 4312-1020

La manzana verde: qué hace Apple en materia de sostenibilidad

Como consumidores, nos deja muy tranquilos saber que el producto que compramos -y que nos encanta, por cierto- fue fabricado con responsabilidad. En ese sentido, Apple armó una estrategia muy ambiciosa para que implica no solo que la compañía sea neutra en término de emisión de carbono a la atmósfera,
La manzana verde: qué hace Apple en materia de sostenibilidad

Como consumidores, nos deja muy tranquilos saber que el producto que compramos -y que nos encanta, por cierto- fue fabricado con responsabilidad. En ese sentido, Apple armó una estrategia muy ambiciosa para que implica no solo que la compañía sea neutra en término de emisión de carbono a la atmósfera, sino que además garantiza que todos sus productos también lo sean.

Desde la etapa de diseño ya se evalúa el impacto de carbono de cada artículo: por eso se apela a materiales reciclados y a innovar para que cada vez consuman menos energía. Antenas que se fabrican con botellas de agua recicladas o diseño duradero para que sirva por más años y así reducir la chatarra tecnológica.

Además, se reciclan el 100% del oro usado en el revestimiento de la placa madre y en los cables de la cámara frontal y las cámaras traseras, del estaño en la soldadura de la placa madre y la unidad de administración de batería y de las tierras raras en todos los imanes. El uso de plásticos en los empaques bajó 75% desde 2015.

La eficiencia energética es otro pilar de la compañía: la idea es que abarque tiendas, centros de datos, oficinas y plantas de fabricación de la empresa. Además, las operaciones corporativas funcionan con energía solar y eólica. De nuevo: para 2030 la idea es que todos los productos se fabriquen con energía limpia. Esto involucra también a los proveedores de Apple: ya son más de 200 los que asumieron el compromiso de avanzar sobre este tema.

El consumo de energía de los clientes al usar los productos Apple representa el 22% de la huella de carbono de la empresa. Pero en ese sentido las mejoras fueron notables. Un ejemplo: la Mac mini consume hasta un 60% menos de energía que la generación anterior. Y, desde 2008, el consumo promedio de todos los equipos disminuyó en un 70%.

Una verdadera tranquilidad para quienes somos consumidores: los productos del futuro se fabrican pensando, precisamente, en proteger el futuro.

Somos el distribuidor Apple

más importante del país